lunes, 24 de marzo de 2014

CARNAVAL, CARNAVAL........

Como todos los años, teníamos una cita en el Centro de Ocio para festejar juntos el jueves lardero. Nos reuniamos antes de comenzar los talleres para compartir una rica merienda compuesta de bizcocho, chocolate, mona dulces y saladas... Después, los participantes, voluntarios y monitora de teatro se disfrazaron para ensayar de una manera divertida su obra de teatro.

En esa misma semana nos reuníamos alrededor de las seis de la tarde en el paseo de la feria para participar en el tradicional desfile de carnavales de Albacete. Nuestra carroza fue un templo chino, en la cual se podía encontrar desde geishas muy elegantes, chinos, chinas, karatekas hasta ninjas.

Durante todo el desfile estuvimos bailando y cantando junto a la charanga. A pesar del frío y los pronósticos de lluvia hubo un ambiente agradable y divertido en el trascurso de los carnavales.



 





Fin de semana cultural en Segovia......

Segovia ha sido el primer destino para iniciar nuestro programa de turismo 2014 del Servicio de Ocio de Asprona, en el que disfrutábamos participantes, voluntarios y monitores durante un fin de semana. Llegábamos entusiasmados para conocer esta maravillosa ciudad que nos habían dicho que está llena de encanto y cultura en cada una de sus calles.

El sábado cogíamos energía con un buen desayuno para disponernos a visitar la cuidad. Durante la mañana estaba programada una ruta turística, donde  un guía muy amable nos esperaba en la plaza central para iniciar nuestro recorrido por dicho patrimonio cultural.
 
Mariano, así se llamaba nuestro guía, estuvo en todo momento pendiente de nosotros explicándonos la historia y anécdotas que esconde esta ciudad a través de poemas y dichos. Lo hizo lo más divertido posible para captar nuestra atención y asi aprendieramos la esencia de dicha cultura.  
 
Comenzábamos la ruta por el Acueducto, observamos hermosas vistas de las montañas nevadas, plazas y monumentos importantes del barrio antiguo, calles famosas como la calle desamparados donde se encuentra la casa-museo de Antonio Machado, hasta llegar al Alcázar de Segovia.

Por la tarde, dimos un paseo tranquilo por las calles principales y estuvimos comprando unos detalles. Finalizamos el día, vistiéndonos con nuestras mejores galas para cenar y echarnos unos bailes en la discoteca del hotel.